IMPORTANCIA DE TENER UN SUEÑO REPARADOR

Inicio/Pedagogía del Sueño/IMPORTANCIA DE TENER UN SUEÑO REPARADOR

IMPORTANCIA DE TENER UN SUEÑO REPARADOR

Los bebés pueden dormir bien de muchas maneras, lo importante es que descansen las horas suficientes y que su sueño sea reparador.

Descansar bien por las noches tiene beneficios a nivel físico y mental. Si un bebé no duerme de forma reparadora puede presentar alteraciones en el sistema inmunológico, en el correcto crecimiento y desarrollo. Por otro lado, afecta al comportamiento, presentando más hiperactividad, irritabilidad y dificultad para aprender nuevas actividades relacionadas con el desarrollo psicomotor e incluso con la alimentación.

La primera pregunta importante que solemos plantearnos es: ¿El sueño es evolutivo?

Efectivamente, el sueño es evolutivo y va evolucionando a lo largo del desarrollo de los bebés. Comienza a evolucionar a las 4 fases que conocemos, entre los 4 y 6 meses y sigue evolucionando a lo largo de su crecimiento. 

¿Esto significa que cada vez se despertará menos veces?

 Sí, pero, ¿Cuándo empieza a estabilizarse el sueño de los niños tal y como lo conocemos los adultos?. Normalmente entre los 4 y 6 años aunque es posible que esos micro-despertares continúen hasta la edad adulta. 

Entonces, ¿Qué sentido tiene enseñar a dormir?

Llega un momento que, por el motivo que sea, falta de rutinas, las horas de sueño o la forma de dormir, la situación afecta de forma negativa a la vida familiar y por ello se puede decidir hacer un cambio y enseñar a tu bebé a conciliar el sueño de forma independiente.

¿Qué implica enseñar a dormir?

Es un cambio de hábitos y rutinas, que se hace de forma progresiva, siguiendo pautas concretas que benefician al sueño de los bebés y a la vez, fomentar que poco a poco se duerman de forma más autónoma, dependiendo menos del contacto o de la presencia de los padres para poder conciliar el sueño. 

A la hora de llevar a cabo un plan de sueño es muy importante tener expectativas realistas de lo que se puede conseguir y el esfuerzo que se requiere para conseguirlo. 

Enseñar a dormir es un proceso largo, un proceso complicado que requiere inmensas dosis de paciencia y sobre todo, ser consistente en la decisión que se toma.

ENSEÑAR A DORMIR

  • No es fácil.
  • No es inmediato.
  • No tiene porqué implicar el destete.
  • No tiene porqué implicar el cambio de habitación.
  • No implica dejarles solos llorando, aunque todo cambio de hábito lleva consigo un proceso de adaptación y los bebés se suelen expresar, ante el cambio, a través del llanto. Por lo que no se puede asegurar que no habrá llanto, pero lo que es seguro es que ese llanto no tiene que ser ignorado y se debe fomentar el apego seguro.

¿CÓMO CONSEGUIR UN SUEÑO REPARADOR?

  • Conociendo todo lo que realmente es normal y no es normal en la evolución del sueño del bebé.

  • Estableciendo un horario y rutinas adecuadas para vuestro bebé, teniendo en cuenta su edad y la dinámica familiar.

  • Insistir en que las siestas sean a las horas correctas para cada edad y en la duración adecuada de las mismas, adaptadas a las ventanas de sueño.

2021-06-08T14:01:14+02:00