OBJETOS DE APEGO

Inicio/Pedagogía del Sueño/OBJETOS DE APEGO

OBJETOS DE APEGO

En psicología, un objeto de apego, de transición o de consuelo, es un elemento material que aporta seguridad y protección a los bebés, ayudándoles a controlar la ansiedad por separación, sobre todo a la hora de dormir.

  • No es imprescindible que lo tenga, pero son una ayuda y un complemento muy útil, como forma de transición, para ayudar a cubrir sus necesidades afectivas, cuando sus padres no están.

  • En el sueño resulta muy útil para conseguir que se relajen de forma más independiente y así enlazar ciclos de sueño, por sí mismos y no tener tantos despertares.

  • Se deben introducir cuando el bebé tenga cierta movilidad y los padres consideren que es seguro. Lo ideal sería entre los 4 y los 8 meses. Empieza a cobrar más importancia cuando comienza la ansiedad por separación

  • Se deben introducir progresivamente y con paciencia hasta que el bebé lo relacione como un elemento positivo y de protección.

¿CÓMO INTRODUCIMOS EL OBJETO DE APEGO?

  • Intentar que adquiera el olor de su madre.

  • Mostrar interés y cariño por él y trasladarle ese interés a tu bebé, puede ayudar, ponerle un nombre.

  • Ofrecérselo en momentos de relajación: durante las tomas, durante la rutina de sueño, en los despertares nocturnos.

Es importante saber que el objeto de apego es un sustituto del contacto humano, por lo tanto, si para dormirse depende 100% de vuestro contacto, es completamente normal que no quiera dormirse con él, puesto que ningún bebé prefiere un objeto al contacto de sus padres. De ahí que haya que insistir en que lo tenga cerca y darle el tiempo que necesite para habituarse a él.

Por |2021-06-08T14:00:12+02:00mayo 4th, 2021|Pedagogía del Sueño|Comentarios desactivados en OBJETOS DE APEGO
Ir a Arriba